Follow by Email

lunes, 5 de septiembre de 2011

ANIMALES EN VIA DE EXTINCION


La extinción es un problema muy grande y que cada vez se hace mayor consiste en la desaparición de poblaciones de organismos en este caso animales como consecuencia de la pérdida de hábitats, depredación e incapacidad para adaptarse a entornos cambiantes.


La problemática:

La perdida de su hábitat y de sus provisiones de alimento así como los bajos niveles de población y envenenamiento del ambiente representan un gran problema para la especie pero el mas grave es la caza siendo esta una amenaza para toda una serie de animales; el hombre encuentra atractivo matar a los animales para recibir como recompensa un trofeo o un producto con un alto precio en el mercado negro.

Las causas principales:

La Tierra pierde rápidamente muchas especies, según algunos cálculos mas de 17500 al año. Aunque son muchas las causas de la perdida de la biodiversidad, la mayor se debe a la alteración del hábitat en el proceso de convertir, fraccionar y simplificar el uso de la tierra
Conversión : las áreas naturales se convierten en granjas, zonas residenciales, centros comerciales, puertos deportivos y centros industriales
Fraccionamiento: Para que sobrevivan las poblaciones naturales, la cantidad de sus miembros nunca debe ser menor del numero critico; y eso requiere cierta area mínima, que debe ser lo bastante grande para compensar por años las condiciones adversas.( Algunos tipos de urbanización, como las autopistas fraccionan los hábitats y evitan el paso de un segmento a otro lo que hará que las poblaciones desaparezcan si ninguna de las regiones es capaz de sostener su numero critico.)

Simplificación: 

El uso humano del hábitat suele simplificarlo. Cuando se explota un bosque para la producción de una o pocas especies de arboles, la diversidad declina y con ella un cumulo de plantas y animales que dependen de los arboles menos favorecidos.

 Factor Demografico: 

El rápido aumento de las poblaciones humanas sumado al incremento en el consumo, viene acelerando la conversión de bosques, pastizales y pantanos en fraccionamientos agrícolas y urbanos. El resultado inevitable es el exterminio de buena parte de las plantas y los animales silvestres de esas áreas. Si tales especies no tienen poblaciones en otros sitios, la alteración del hábitat las condena a la extinción.